Registrate

Al crear tu cuenta podrás comentar sobre los contenidos que te interesan, opinar sobre nuestros productos y muchos beneficios más.

Crear una cuenta Todos los campos son obligatorios

Ingresa

Conéctate con Facebook o usa tu e-mail y contraseña para iniciar sesión.

Recuerda tu contraseña

¿Olvidaste tu contraseña?

Ingresa tu dirección de e-mail y te enviaremos una nueva contraseña a tu correo

EL SECRETO DE EDUCAR NO ESTÁ EN EL QUÉ, SINO EN EL CÓMO

¿Quieres ser recordada como una buena mamá? Una buena educación a lo largo de la vida de tus hijos será uno de los recuerdos que ellos tendrán de ti. No dejes pasar estos cinco soplos de sabiduría para complementar el desafío de tu crianza.

¿Quieres ser recordada como una buena mamá? El cómo vas logrando una buena educación a lo largo de la vida de tus hijos será uno de los recuerdos que ellos tendrán de ti. No dejes pasar estos cinco soplos de sabiduría para complementar el desafío de tu crianza.

El Secreto De Educar 5

Sin duda el ser mamá es el mayor desafío que una mujer podría llegar a tener en su vida y todas queremos hacer bien nuestra tarea: una madre ni muy dura ni muy blanda, que sepa alabar y a la vez mesurar, que contenga pero también que deje ser. El trabajo no es fácil porque continuamente hay que saber llegar al equilibrio para que formemos también a personitas equilibradas.

Ahora bien, no solo la madre debe rebuscarse para ejercer bien su rol de educadora, también el padre está incluido en el papel de profesor. Entonces, estamos claros que es la pareja quien debe estar unida en pro de los hijos y esto debiera ser desde antes de ser padres, hablar y discutir sobre cómo cada uno piensa y pretende criar a sus hijos y cuáles van a ser los pilares que sustentarán esa crianza. 

Así mismo, hay que tener claro que ningún hijo es igual al otro, ni física ni sicológica ni emocionalmente; cada uno va a tener su personalidad bien definida, incluso en ocasiones ni siquiera se parecerá a su padre o madre. En esa misma línea, nunca debes comparar a tus hijos con otros ni siquiera entre hermanos, porque debes desarrollar la singularidad de cada uno de ellos. 

Imagina un jardín con múltiples flores y a cada una de ellas le echas el mismo fertilizante; la probabilidad de que les haga bien a todas es baja; cada una necesita un trato especial y una vitamina adecuada a sus necesidades y biología. Craso error de los padres en aplicar las mismas reglas a todos sus hijos por igual sin poner atención en lo que cada hijo es y carece. De acuerdo a  las distintas personalidades de tus hijos no cambies el QUÉ enseñarles sino el CÓMO. 

De igual manera, como mamá debes escuchar siempre a tus hijos, no solo con tus oídos sino con tu mente, porque te servirá para saber cómo van entendiendo lo que viven a diario y las repercusiones que ello les provoca. Cuando no sepas a qué atenerte por las distintas edades que van pasando los niños, busca información en manuales para padres que te guiarán para estar preparada en cada etapa de sus desarrollos. 

Para orientarte en cómo saber educar a tus hijos, te dejo estas cinco sugerencias (no las olvides):

El Secreto De Educar 3

1- Acepta a tus hijos: si no es bueno para el fútbol no insistas, búscale un deporte que le guste. Desde el amor que sentimos por ellos, será la aceptación que les tengamos aunque muchas veces no se ajuste a nuestros sueños.

El Secreto De Educar 1

2- Unión entre los padres: nada peor que padre y madre no estén de acuerdo en una decisión. La pareja debe estar a solas para discutir el asunto.

El Secreto De Educar 2

3- Cuidado con el decir y hacer: Todo lo que hagamos y digamos, y la manera que usemos para ello será imitado desde el día cero por los niños. Demos buenos ejemplos por favor.

El Secreto De Educar 4

4- Ponte en su lugar: no olvides de que siempre será menor que tú y con menos experiencia, verás que si bajas a su edad entenderás muchos de sus actos.

El Secreto De Educar 6

5- Refuerza lo positivo: sus equivocaciones o malos actos deben tener sanciones pero no te quedes en ellos: busca revertirlos, "me encanta cuando ordenas" es mejor que "ordena todo el desorden que dejaste". 

Gran parte de la felicidad de los hijos está en nuestras manos, así es que manos a la obra. ¿Cómo crees que vas en el camino de la educación? Danos tus consejos.